La_nostra_storia

Café Pera. El arte de la torrefacción.

18.000 Kg de café al día es poco. 50 empleados también son pocos; pero son estos pequeños números los que hacen grande el café Pera, porque cualquiera que trabaja en la empresa es café Pera, con pasión y orgullo, y porque todo se realiza en pos de la calidad: desde la selección de la mejor materia prima a la producción de las diferentes mezclas, pasando por el proceso de tostadura, donde se concentra toda la historia de Pera, inaugurada con las primeras tostadoras de leña, un auténtico rito que requería una gran maestría. Corría el año 1953. Benito Pera invierte todos su ahorros en la “Industria del caffè Pera Benito”. Desde el puerto de Génova, el café llega a la torrefacción de Alessandria. Encima de la torrefacción, la vivienda: es una vida entre la casa y la tienda; y en la empresa, toda la familia, con los hijos pequeños jugando entre los sacos de yuta y desempeñando pequeñas tareas para ayudar a los mayores. En la memoria se mantienen los recuerdos del café verde, los enormes sacos descargados del camión, con nombres exóticos: Santos, Java, Angola Ambriz AA, el aroma fortísimo que impregnaba la ropa. La historia del café Pera es la historia de una pasión impresa en el ADN de una familia y transmitida a todos los colaboradores. Es una mezcla irrepetible de ánimo y de conocimientos que marca la diferencia del producto y señala las etapas de un recorrido de innovación.

  • 1967, nueva planta industrial;
  • 1981, Caffè Pera se convierte en una sociedad por acciones;
  • 1983, nuevo proceso de producción para la reducción de los contaminantes;
  • 1987, AMPLIACIÓN de los silos de almacenamiento;
  • 2001, instalación de transformación y recuperación de los residuos del café verde. Entre las décadas de los ochenta y los noventa, las grandes adquisiciones que relanzan importantes tradiciones del café italiano: Kenya, Sorano, Dvisal, Nello, Varmont, Bonaventura y, por último, el histórico café PIACENTINO, nacido en 1916, en tiempos de hazañas heroicas, y que en 1963, inventó, con gran antelación, el café molido y envasado al vacío.
  • 2003, Arnaldo Pera se convierte en Presidente de la sociedad;
  • 2011, entra en la empresa la tercera generación de la familia, con Alessandro como administrador delegado y con la tarea de desarrollar los mercados extranjeros.
  • 2016, Nace TORREFATTORI ASSOCIATI SPA, una nueva sociedad titular de las marcas Pera, Caffè Boasi y Rostkafè.

En la actualidad, la empresa Caffè Pera da a conocer y exporta el aroma y la cultura del café italiano en diversos países del mundo. Estudia y elabora mezclas para todos los sectores: desde el café en grano a las cápsulas, pasando por las tradicionales. Han cambiado muchas cosas, pero el alma de la empresa no se ha movido ni un milímetro: sigue estando en la torrefacción. Y todavía hoy, como ayer, para saber de café es necesario saber de café y un Pera no un Pera si no regresa a casa con la ropa impregnada de aroma.